Imprimir
David Muñoz Torrijos
Publicado: 29 Mayo 2017
Visto: 1405

 Llevo desde siempre con esta maravillosa afición gracias a mi padre y a mis abuelos, que siempre han tenido aves, aunque fue por el año 1992-1993 cuando tuve mi primera pareja de pájaros, unos diamantes mandarines (Poephila guttata). Les siguieron isabelas del Japón (Lonchura striata var. domestica), diamantes de Gould (Poephila gouldiae) y otras especies de Estríldidos.
También crié durante varios años canarios (Serinus canaria), verderones mutados (Carduelis chloris) , canarios de Mozambique (Serinus mozambicus), tórtolas diamante (Geopelia cuneata), codornices chinas (Excalfactoria chinensis), periquitos (Melopsittacus undulatus), etc.
Actualmente me dedico sobre todo a las Psitácidas, con especial interés en los Agapornis roseicollis, aunque en los últimos años he estado criando Agapornis lilianae, Agapornis canus, Agapornis nigrigenis, rabadillas rojas (Psephotus haematonotus), kakarikis (Cyanoramphus novaezelandiae), Agapornis personatus, cotorritas celestiales (Forpus coelestis) y pericos barrados (Bolborhynchus lineola) en sus distintas mutaciones.También tuve varias parejas de los loritos del Senegal o You You (Poicephalus senegalus) y una pareja de loris arcoiris molucanos (Trichoglossus haematodus moluccanus) con la que conseguí sacar una cría que a los 15 días nos dejó.
Ahora me dedico en exclusiva a la cría de Agapornis roseicollis 
estándar (Long Feather o ST) tanto en línea verde como en línea *Blue* o *Azul* (parazul depurado en psitacina). A la derecha, dos jóvenes ST *Blue* de la temporada 2014-2015. Uno de ellos obtuvo medalla de Oro en el concurso de AECA 2015, mejor Agapornis roseicollis del concurso AECA 2016 y en 2017 fue Campeón del Mundo.

 
Pareja verde LF y opalina lutina cara naranja