Imprimir
David Muñoz Torrijos
Publicado: 29 Mayo 2017
Visto: 1745

Las vitaminas son sustancias orgánicas imprescindibles en los procesos metabólicos (catalizadores) que tienen lugar en la nutrición de los seres vivos, facilitando la transformación que siguen las sustancias a través de las vías metabólicas. Aunque no aportan energía, su papel es esencial para el crecimiento y normal funcionamiento de los diferentes órganos del cuerpo. Deben ser suministradas a través de la alimentación, puesto que el organismo no puede sintetizarlas. Excepciones son la vitamina D, que se puede formar con la exposición al sol, las vitaminas K, B1, B9 y B12 que se forman en pequeñas cantidades en la flora intestinal y la vitamina C (los humanos debemos ingerirlas, pero la gran mayoría de los pájaros la producen ellos mismos). Un aumento de las necesidades biológicas requiere un incremento de estas sustancias, como sucede en etapas como la puesta, alimentación de las crías, etc.
Las vitaminas sintéticas no pueden sustituir a las orgánicas, es decir, a las contenidas en los alimentos extraídas de productos naturales (levaduras, germen de trigo, etc.). Aunque las moléculas de las vitaminas de síntesis tengan los mismos elementos estructurales que las orgánicas, en muchos casos no tienen la misma configuración espacial, por lo que cambian sus propiedades. Las podemos conseguir en gotas, polvos, comprimidos, cápsulas, etc. Su uso debe reservarse si queremos proporcionar una dosis rápida y completa en aves con un fuerte déficit vitamínico o después de haber aplicado antibióticos (en este último caso se deben de utilizar sobretodo las del grupo B).

Existen otras sustancias,con acción similar a las vitaminas, pero que son sintetizadas por el organismo. Son las falsas vitaminas o vitaminoides y antes se decía que pertenían a las vitaminas del Grupo B. Son Adenina (B4), Colina (B7), Carnitina (B11), ácido orótico (B13), xantopterina (B14) y ácido pangámico (B15) y son todas hidrosoluble hidrosolubles.

Se dividen en dos grandes grupos:

-
Hidrosolubles. Como su nombre indica, son solubles en agua y por ello, de simple asimilación, metabolización y eliminación. Son las vitaminas del complejo B y la vitamina C. La alimentación diaria debe cubrir diariamente las necesidades vitamínicas, ya que al ser hidrosolubles no se almacenan. Esto hace que la intoxicación por administración prolongada y excesiva sea poco frecuente.
-
Liposolubles. En este caso, son solubles en grasas y aceites. Son las vitaminas A, D, E y K. El organismo puede almacenarlas ffácilmente, por lo que su carencia estaría basada en una mala alimentación contínua. En cambio, también sería fácil su intoxicación si la administración es prolongada y supera las necesidades. La vitamina A y E tienen propiedades antioxidantes, al igual que la vitamina C.
Aquí os pongo una tabla donde vemos sus funciones en el organismo, déficit, alimentos donde están presentes, etc.:
Tabla vitaminas.


La manipulación de los alimentos como la cocción, congelado, almacenamiento, etc. puede destruir total o parcialmente su contenido vitamínico. Tenemos el ejemplo de las hortalizas verdes que pierden casi toda su vitamina C a temperatura ambiente a los pocos días de haber sido recolectadas. Las vitaminas D, E y K no son destruidas con la cocción,siempre que no sea una cocción excesiva, aunque sí se deterioran al entrar en contacto con la luz y el oxígeno.


Los
minerales son elementos químicos de igual importancia que las vitaminas, contribuyendo al normal funcionamiento del organismo. Tanto minerales como vitaminas están fuertemente relacionados entre sí, ya que en ocasiones si no están presentes determinados minerales algunas vitaminas no pueden cumplir su función y viceversa.

Podemos dividirlos en dos grupos, según lo necesarios que sean:

-
Macrominerales, que son necesarios en grandes cantidades. Es el caso del calcio, fósforo, potasio, hierro, magnesio, etc.
-
Oligoelementos, que son necesarios en pequeñas cantidades. Son el cobre, yodo, flúor, zinc, manganeso, cobalto, etc.
Aquí os pongo una tabla similar a la de las vitaminas: Tabla minerales.

Para proporcionar a mis pájaros todos estos minerales utilizo varios elementos:

-
Grit. Combinado de conchas de moluscos trituradas (generalmente ostras) con fragmentos de carbón y fragmentos de pequeñas piedras rojas (origen arcilloso) y blanquecinas (origen silíceo). Presenta un aporte muy importante de calcio y además sirve para que los pájaros trituren con mayor facilidad las semillas en la molleja (sobre todo las especies que se comen las semillas sin pelarlas), como pueden ser las tórtolas diamantes ( Geopelia cuneata) y las codornices chinas (Excalfactoria chinensis).

-
Hueso de jibia (Sepia sp)

-
Bloques minerales, compuestos de gránulos duros en una matriz más blanda (con doce minerales). Aparte del aporte mineral, les sirve también para desgastar el pico y así evitar un crecimiento excesivo. El que utilizaba era de la marca Amis.

-
Mezcla en polvo. Ya no utilizo este tipo de combinados, pero hace años, cuando empecé con los diamantes de Gould y otros Estríldidos, utilizaba Bipal (antes llamado Biopal) que además de aportar minerales también aportaba vitaminas.



De izquierda a derecha, grit, bloque mineral y hueso de jibia.