Imprimir
David Muñoz Torrijos
Publicado: 05 Junio 2017
Visto: 1793

Existen distintos tipos de pastas, dependiendo de lo que se alimente cada especie. Las pastas que proporcionamos a los Insectívoros no se deberían considerar como pastas de cría, ya que son la base de su alimentación en cautividad, no se ofrecen sólo en la época de cría. En un principio, tenemos que diferenciar entre pastas comerciales y pastas de elaboración propia (o caseras). En el mercado podemos encontrar una gran variedad de marcas de pastas comerciales, todas de buena calidad y similares características (siempre que nos movamos en precios similares). Dentro de las comerciales tenemos también varios tipos, como son las pastas secas, semihúmedas y húmedas (o mórbidas), que suelen ser al huevo. En mi caso, utilizo la pasta mórbida de Orninature para grandes periquitos a la que le suelo agregar más pasas sultanas y arándanos (se puede ver en la imagen siguiente).

 

Sólo hace unos años que estoy utilizando este tipo de pastas. Anteriormente elaboraba una con pan rayado, huevo duro y zanahoria rayada. A esta pasta le fui agregando más productos, siempre para aumentar el contenido proteico, como fue el caso de la proteína pura de soja, levadura de cerveza, harina de soja, etc. También agregué durante un tiempo germen de trigo (el famoso cous-cous). Es difícil no excederse en las proteínas. Como anécdota, podría contar el caso de unas crías de diamante de cola larga o babero (Poephila acuticauda). A la semana de estar tomando la pasta que anteriormente comentaba, aparecieron una mañana con el hígado totalmente de color morado (me dijeron que el hígado les había reventado por un exceso de proteínas). Siempre he intentado que las pastas de cría que elaboraba tuvieran el máximo de proteína posible (sin pasarse), para intentar conseguir que los pájaros crecieran fuertes, más rápido y salieran antes del nido. Recuerdo que cuando criaba diamantes de Gould (Poephila gouldiae), conseguí que salieran del nido a los 21 días, mientras que a mis colegas criadores les salían a los 23. Lo único que nos diferenciaba en la alimentación que les dábamos era la pasta. En la temporada 2006-2007 estuve probando una nueva mezcla: pasta seca de Versele Laga como base, zanahoria rayada y clara de huevo de la que vende la marca Pascual en tetra brick. Un tetra brick me duraba para hacer tres veces pasta. La verdad es que creo que ha ido bastante bien. De vez en cuando, en vez de zanahoria, les metía en la mezcla semillas germinadas.

En la temporada 2007-2008 intenté criar sobre todo Forpus y Agapornis, utilizando sólo de vez en cuando la pasta que utilicé la temporada pasada y les puse principalmente semillas germinadas y hervidas, ya que amigos las están utilizando y les va muy bien. Es más cómodo de preparar que la pasta cada dos días.

Desde 2008 utilizo semillas para palomos hervidas. Las semillas que utilizo para hervir son en la siguiente proporción:

- 1 parte de maíz grande (espada)

- 1 parte de mezcla comercial para palomos formada por maíz de varios tipos, trigo duro, dari, sorgo, cebada, avena, arroz, haba, veza, guisante de varios tipos, lenteja, cañamón, girasol, cártamo, etc., siempre buscando que tenga un buen valor proteico.

En la temporada 2014-2015 les estube dando a diario las semillas hervidas anteriores y pasta mórbida de Orninature para grandes periquitos a la que le suelo agregar más pasas sultanas y arándanos como anteriormente he comentado. Desde la temporada 2016-2017 les estoy proporcionando además de las semillas hervidas, pasta comercial Bipal Psittacidae.